martes, 23 de abril de 2013

Hace un tiempo los medios propagaron una noticia sobre un tipo que había anunciado su suicido por las redes sociales antes de cometerlo. Una situación análoga, antes de lo virtual, hubiera consistido en salir a la calle con un cartel colgado del cuello en el que se hubiera escrito "me voy a suicidar".
No sé si el tipo recibió algún "tweet" o algún "comentario en su muro" con ánimo alentador, algo así como: "no lo hagas hombre, estás vivo y los infiernos se extinguen, ten paciencia" o "vas a ser el más dañado en todo esto si lo haces".
Me pregunto si al usar el cartel colgado del cuello hubiera seguido vivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada